Funcinema

MAR DEL PLATA 2014 – El espíritu del odio 2: Corriendo el riesgo

Por Matías Gelpi

(@matiasfancinema)

zizekEscribir tiene sus riesgos, en este momento corro el riesgo de desvanecerme, tal es la débil conformación de un espectro como yo. O quizás mi existencia no esté en peligro y continúe escribiendo, corriendo el riesgo de convertirme en el Antonio Zerpa de la crítica de cine escribiendo estas palabras hirientes que al principio son graciosas pero luego son sólo agresivas. Incluso, escribiendo, uno puede caer en la oscuridad de esa sala de tortura del lenguaje llamada diario Olé. Pero como dice una canción de Mal momento (no se puede continuar una crónica sobre el #29MDQFEST sin una referencia a algo), vamos a seguir Corriendo el riesgo de perder.

Pude ver un bonito afiche de Facebook que decía que el domingo 23, Ricardo Forster iba a presentar el ciclo Imágenes políticas cine, y pensamiento argentino, un espacio elaborado para aquellas mentes voraces para las cuales una película no les alcanza a menos que sea una herramienta para otra cosa. La manipulación, la propaganda, reinterpretar El Capital, o “pensar el país” parecen ser los verdaderos fines de las películas. Es un mal de las ciencias humanas, cada una de ellas piensa que el cine nació para servirle: psicólogos, filósofos (¡cuánto le deben Feinmann y Zizek a las películas!), ¡los profesores de historia! Yo mismo cuando era humano tuve uno que “usó” La Patagonia rebelde para enseñarnos… acerca de la Patagonia rebelde supongo, pero no importa. El cine no necesita los tontos usos justificadores académicos, la vida encuentra su camino o algo así decía Jeff Goldblum en Jurassic Park, y el cine, el maravilloso arte, encuentra su camino hacia una monumental, gloriosa y obscena montaña de dinero que requiere.

También corro el riesgo de repetirme, porque un espíritu es básicamente un fantasma y como tal estoy condenado a repetir ciertas conductas por alguna eternidad. Entonces no puedo dejar de mencionar al chico del libro de Bazin que vuelve y ahora quiere La guía perversa, le digo que eso no es un libro sino que una película, sonrío a pesar de odiarlo pero le recomiendo que la vea. Su remera dice una sarasa de Marx, su actitud es “yo hago filosofía mirando Rocky 5 y te deconstruyo hasta Casados con hijos”, sus palabras fueron: “Ah, bueno, sigo mirando”.

Me voy volando con la imagen de Forster, ese Nolan del pensamiento nacional, un titán de la falta de síntesis, un desconfiado de su propio oficio, una máquina de explicarlo todo. Para coordinar, las palabras y los foros no le alcanzan, así que me usa las películas.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.