No estás en la home
Funcinema

The loft

the_loft_uno

Título original: Ídem
Origen: Bélgica / EE.UU.
Dirección: Erik Van Looy
Guión: Wesley Strick, basado en el film escrito por Bart De Pauw
Intérpretes: Karl Urban, James Marsden, Wentworth Miller, Eric Stonestreet, Matthias Schoenaerts, Isabel Lucas, Rachael Taylor, Rhona Mitra, Valerie Cruz, Robert Wisdom, Kristin Lehman, Kali Rocha, Elaine Cassidy, Margarita Lavieva
Fotografía: Nicolas Karakatsanis
Montaje: Eddie Hamilton
Música: John Frizzell
Duración: 108 minutos
Año: 2015


5 puntos


Thriller erótico reflexivo

Por Rodrigo Seijas

(@fancinemamdq)

the_loft_tresLos thrillers eróticos tuvieron cierto auge entre finales de los ochenta y principios de los noventa, siendo Atracción fatal (1987) y Bajos instintos (1992) los mayores éxitos. Tampoco es que los sucesos fueron tan fuertes, y fracasos como los de Jade: la piel del deseo o Showgirls (ambas de 1995) los redujeron casi a la nada. Quizás esto sea en parte porque de lo que más se promete (sexo) es lo que luego menos abunda, frustrando en buena medida al espectador: es como masturbarse, pero sin acabar. Lo cierto es que Hollywood de vez en cuando tiene tímidos intentos por volver a este tipo de relatos –principalmente para decirnos cuán malo y peligroso es el adulterio-, y ahí tenemos los casos de Infidelidad y Mujer fatal (ambas del 2002), aunque convengamos que el segundo film es una obra totalmente distintiva y original.

Ahora es el turno de The loft –rodada en el 2011 pero estrenada recién en el 2015, con lo que fue otro fracaso anunciado en la taquilla-, remake estadounidense de una película belga, que a su vez tuvo otra versión holandesa. Erik Van Looy, quien ya había dirigido el film original del 2008 y estuvo involucrado en la reversión del 2010 –reemplazó temporalmente a la directora Antoinette Beumer cuando ésta tuvo un accidente-, retorna en la dirección y hay un elenco bastante sólido: Karl Urban, James Marsden, Wentworth Miller, Eric Stonestreet, Matthias Schoenaerts, Isabel Lucas, Rachael Taylor y Rhona Mitra, entre otros. La historia se centra en un grupo de amigos de clase alta a los que les surge la oportunidad perfecta: entre todos comparten un lujoso departamento al que usan para sus respectivos actos de adulterio, evitando dejar rastros que puedan ser detectados por sus esposas. Todo va fenómeno, hasta que un día descubren el cadáver de una mujer en la cama, con lo que la paranoia y sospechas se disparan entre ellos.

Entre la variedad de personajes, la cantidad de tramas y subtramas, los avances y retrocesos temporales, y las vueltas de tuerca del guión, a The loft le cuesta –y mucho- sostener su verosímil. Sin embargo, en unos cuantos pasajes Van Looy lo consigue, de la mano de una puesta en escena generalmente sobria pero también con rasgos de sofisticación, que trabaja bastante con el tópico de la mirada. Por momentos, lo que tenemos es un meta-thriller erótico, que reflexiona sobre la diferencia entre el deseo y la concreción (allí chocan los personajes de Urban y Miller), la culpa o la falta de ella en el adúltero (focalizando principalmente en el personaje de Marsden), la hipocresía y la manipulación del macho, y hasta cómo el matrimonio puede funcionar como prisión pero también como zona de confort (en esto el personaje de Stonestreet roza el patetismo), sin dejar de tener en cuenta una cierta estructura narrativa previamente consolidada. A Van Looy se le nota un conocimiento sobre esquemas, estereotipos y convenciones del erotismo cinematográfico y las maneja con bastante fluidez, permitiendo que en el film importe el conflicto central. Esto no deja de ser lógico, pues el realizador ya conoce lo que tiene que narrar como la palma de su mano.

Sin embargo, a The loft le termina sucediendo lo que a muchos thrillers, y más a los eróticos: cuando tiene que empezar a arribar a las resoluciones, se va cayendo por su propio peso –hay demasiadas cosas difíciles de creer- y cae en unas cuantas bajadas de línea que le quitan solidez e impacto. El balance final, a pesar de ser desparejo y definitivamente fallido, no deja de ser interesante.

Comentarios

comentarios

2 comments for “The loft