Funcinema

CANNES 2014: Sissako se emocionó y emocionó con Timbuktú

timbuktu-TIMBUKTU. El realizador mauritano Abderrahmane Sissako emocionó y se emocionó con su film Timbuktu, que narra el «combate silencioso» de la población de esta ciudad maliense contra los islamistas en una historia que muestra el horror rodeado de belleza. Al borde de las lágrimas en la rueda de prensa, Sissako explicó que este proyecto comenzó como un documental para pasar luego a ser una ficción con la que mostrar el calvario sufrido por esta ciudad histórica entre junio de 2012, cuando fue ocupada por los islamistas, y enero de 2013, cuando fue liberada por tropas franco-malienses. Una película que emociona porque huye de los estereotipos al mostrar los dos lados que tiene cada ser humano y con la que Sissako compite por la Palma de Oro de Cannes. «El ser humano no es solo una cosa. En cada ser hay una gran complejidad: hay bien y hay mal», dijo Sissako, que agregó convencido: «los yihadistas son gente que se nos parece», pero que en un momento de sus vidas cambian. Lo que intenta en sus películas es «humanizar» las historias que cuenta y mostrar «la fragilidad existente en todo ser humano», dijo entrecortado y sin poder contener las lágrimas Sissako, a quien los periodistas recibieron con aplausos.

mrturner-MR TURNER. El británico Mike Leigh dejó hoy un buen sabor de boca con Mr Turner, en la que realiza un brillante aunque muy largo retrato del paisajista inglés William Turner. Destaca especialmente la fotografía de Dick Pope y la ajustadísima interpretación de Timothy Spall. Inspirada en los colores y la paleta que usaba Turner, Leigh realiza una más que solvente recreación histórica del mundo artístico en el que se movía un pintor «radical y revolucionario», cuya vida daba margen para realizar una «película fascinante» en palabras del realizador. Un film que narra 25 años de la vida del pintor, desde su máximo esplendor hasta la decadencia de la incomprensión por tratar de ir más allá de su tiempo en su obsesión de querer capturar y expresar el mundo tal y como lo veía, explicó Leigh en la rueda de prensa de Cannes en la que presentó este trabajo que compite en la sección oficial del festival.

-SILVERED WATER. Un autorretrato descarnado sobre la cruenta guerra civil en Siria, que en tres años suma más de 140.000 muertos, abofeteó el Festival de Cannes con la proyección, en sección oficial y fuera de competición, de Silvered Water. La cinta que firman Ossama Mohamed y Wiam Simav Bedirxan es un relato entre el cine documental y el periodismo ciudadano que yuxtapone de vídeos anónimos de Youtube grabados con teléfonos móviles con planos más poéticos. Es también un ensayo de 92 minutos en el que un varón sirio y una mujer kurda reflexionan sobre el poder del cine, de la cámara y de la imagen como herramienta de resistencia y como testigo de la condición humana más despiadada.

-RELATOS SALVJES. La argentina Relatos salvajes, de Damián Szifrón, no rankea del todo bien en las apuestas del Festival de Cannes. Las casas de apuestas dan como ganadora de la 67ª edición a Winter Sleep, del turco Nuri Bilge Ceylan, que ya se alzó con el premio al mejor director en 2008 y con el Gran Premio del Jurado en 2011. Cuando arranca el certamen mediterráneo, los empresarios de la suerte coinciden en su pronóstico, por ejemplo, con la revista The Hollywood Reporter, que también cree que el séptimo largometraje del Ceylan se llevará la Palma de Oro el próximo 24 de mayo. Le siguen en las tablas Mr Turner, Still the water dirigida por Naomi Kawase; y Maps to the Stars, firmada por el canadiense David Cronemberg. No obstante, apenas empieza el festival, el tercer film de Szifron va remontando en la lista y paga 50 euros a 1 en el casino irlandés y 51 a 1 en el australiano.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.