Funcinema

Recapitulación de Only murders in the building: Performance review

Por Mex Faliero

(@mexfaliero)

NdR: Este texto contiene spoilers.

Charles, Oliver y Mabel no paran de meterse en problemas. Performance review, el episodio de esta semana de Only murders in the building, termina con una instancia que bien podría ser un gancho de final de temporada. Es que en su intención de encontrar al asesino de Buddy, los tres podcasters terminan implicados en un nuevo crimen, o al menos uno de ellos aparece asesinando a alguien en un video viral. Son tantas las cosas que suceden en 33 minutos, que es difícil resumirlo en un texto: solo decir que a la trama principal, se dio el regreso de Cinda Canning (Tina Fey), la estrella del mundo de los podcast que ya parece enfrascada en una lucha personal contra sus rivales de los crímenes reales. Sin embargo es Poppy White (Adina Verson), su asistente, la que comienza a sumar elementos para convertirse en una asesina. Y si de asesinas hablamos, Charles (Steve Martin) tendrá que hacerse cargo de que su relación con Jan (Amy Ryan) no va más, pero como no puede tomar decisiones (“Me toma un año iniciar una relación, un año disfrutarla y cuatro años para salir de ella” es una de las mejores líneas del capítulo, de la serie y del año) la manda a Sazz Pataki (Jane Lynch), su doble de riesgo y uno de los mejores y más increíbles personajes secundarios. Dirigido por Cherien Dabis, el capítulo incluye una desilusión de Mabel (Selena Gómez) acerca de Alice (Cara Delevingne), quien hizo una réplica del departamento de la chica del Arconia. Sin embargo sobre el final del capítulo la trama derivó hacia algo que seguramente condicionará el futuro: tras comunicarse por error con el asesino al que confunden con la detective Williams, el trío protagónico queda en darle pistas sobre el asesino aunque en verdad es una trampa para cazarlo. Pero el plan no funciona y Mabel queda sola en el subte, enfrentada al asesino (o al que suponemos el asesino), a quien termina apuñalando y huyendo. Todo queda grabado en un video viral, lo que complica mucho más a la enigmática socia de Charles y Oliver. De esta manera, Only murders in the building demuestra que todavía tiene cuerda para seguir enroscando la trama y jugando hábilmente al misterio, mientras la comedia goza de enorme salud. Parece sencillo lo de la serie, pero en verdad es sumamente hábil para apilar sus diversos niveles y hacerlo de forma ligera y divertida.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.