Funcinema

Jurassic Park (1993)


jurassic dos


TIBURÓN EN LOS 90

Por Matías Gelpi

(@matiasjgelpi)

1. Jurassic Park es una película secundaria a la hora de valorar la filmografía de Steven Spielberg. La crítica en general no la considera una obra de particular importancia, más allá de reconocerle sus méritos, e incluso el mismo Steven ha dicho alguna vez que filmarla no había sido un desafío tan grande, ya que había hecho la misma película 20 años antes, refiriéndose claramente a Tiburón (1975). Pero si con aquella película el genial director había resignificando los códigos del cine de monstruos o animales monstruosos, dándole la categoría de cine mainstream, al mismo tiempo que reescribía el mito clásico norteamericano Moby Dick; con Jurassic Park reescribe, actualiza y deforma el relato de Tiburón, con toda la experiencia adquirida en aquel titánico rodaje, reflexionando sobre un tipo de cine que él ayudó a crear y también sobre su propia actividad como cineasta. De hecho para aquellos que nacimos en los 80’s, Jurassic Park funciona como la Tiburón de nuestra generación, y el antiguo monstruo resucitado por la ciencia llamado tiranosaurio es nuestra máquina biológica de matar favorita. Es así para nosotros, que nunca tuvimos un Godzilla digno.

2. Si analizamos la línea de tiempo que forman los estrenos de las películas de Spielberg veremos que Jurassic Park surge como un oasis de genialidad en tiempos de proyectos más fallidos o menos satisfactorios. Terminaron pasando casi diez años hasta que el director volvió a su mejor forma con Minority report: sentencia previa (2002) y Atrápame si puedes (2002). Es que Jurassic Park representa una forma de hacer películas que Spielberg dominaba con creces, pero a su vez es parte de una época en que su lenguaje y sus temas estaban en evidente tensión. Podemos aventurarnos a decir que Spielberg se despedía aquí de un lenguaje que ya quedaba viejo, nunca más habrá en su filmografía una película semejante a Jurassic Park, ni siquiera El mundo perdido (1997).

3. Es interesante saber que en el momento en que terminaba el rodaje de Jurassic Park, Spielberg comenzaba el rodaje de La lista de Schindler (1993), demostrando la grieta que en aquellos días dividía el pensamiento del director: hay un cine solemne de temas importantes que va por una lado, y otro de entretenimiento ligero que va por otro. No hace falta decir lo que pensamos de La lista de Schindler, pero Jurassic Park forma parte de las obras que mejor expresan lo trascendente que es Spielberg para el cine de los últimos 40 años. Porque con esta historia de dinosaurios clonados no sólo vemos la siempre mencionada capacidad narrativa del director de E.T., ni su pericia para la utilización de las nuevas tecnologías sino que también una envidiable mirada plástica para la puesta en escena. Jurassic Park es una película repleta íconos inolvidables, pareciera que cada plano estuviera compuesto de tal manera que el espectador difícilmente pueda olvidarlo, cada fotograma es un póster promocional. El tiempo no ha pasado en vano y Spielberg parece haber aprendido la lección con respecto a las dos vías por las que parece transcurrir el cine. Algunas de sus últimas películas concilian los temas importantes con la complejidad del entretenimiento masivo, allí están esperándonos con felicidad Lincoln (2012) y Caballo de guerra (2011).

Comentarios

comentarios

Comments are closed.