Funcinema

Jugar en casa

Título original: Home Team
Origen: EE.UU.
Dirección: Charles Kinnane, Daniel Kinnane
Guión: Chris Titone, Keith Blum
Intérpretes: Kevin James, Taylor Lautner, Jackie Sandler, Rob Schneider, Isaiah Mustafa, Allen Covert, Jared Sandler, Gary Valentine, Lavell Crawford, Maxwell Simkins, Chris Titone, Tait Blum, Bryant Tardy
Fotografía: Seamus Tierney
Montaje: Tom Costain, Scott Hill, Brian M. Robinson
Música: Rupert Gregson-Williams
Duración: 97 minutos
Año: 2022
Plataforma: Netflix


7 puntos


HERMOSOS PERDEDORES

Por Mex Faliero

(@mexfaliero)

Jugar en casa se edifica sobre una decisión -al menos- polémica. Está centrada en la figura de Sean Payton, entrenador de los New Orleans Saints de la Liga de Fútbol Americano, quien en 2012 fue multado debido a que se comprobó que su equipo pagaba sobornos a los jugadores para lesionar a los rivales. Alejado del ámbito profesional, el hombre regresó al pueblo donde vivían su ex esposa y su hijo, y se inmiscuyó en el armado del equipo juvenil donde participaba el chico. Esto, que daba para un drama deportivo con dilemas éticos para explorar, se convierte sin embargo en una comedia deportiva adolescente centrada en un grupo de perdedores que encontrarán algo parecido a una redención. Nada que no hayamos visto antes, pero contado con una gracia y con un cariño por los personajes que la vuelven querible.

Hay algo importante que no dijimos: Jugar en casa es una película de Happy Madison, la compañía de Adam Sandler, y tiene el tono típico de las comedias del actor, con varios amigos dando vueltas por allí: Kevin James (el protagonista), Taylor Lautner, Jackie Sandler, Rob Schneider (tomando mate), Allen Covert. Es decir, Jugar en casa toma un caso real y lo vuelve absoluta ficción: una comedia repleta de chistes, algunos muy buenos y otros descartables (también marca de la casa), en un juego con los géneros populares que la relacionan con clásicos como Los osos de la mala suerte o Los campeones. Ese alejamiento de lo biográfico, por otra parte, le quita la responsabilidad a la película de tener que aportar algún comentario acerca del pasado del protagonista.

Así la comedia de Charles y Daniel Kinnane es una entrañable fábula de redención, la del propio Payton que redescubre la humanidad en lo esencial de la práctica deportiva,  y la del equipo de absolutos perdedores que encontrarán otra manera de acercarse al éxito. Y en el camino, Jugar en casa construirá también un inteligente retrato sobre ese vínculo paterno-filial que estaba roto y que se recompone sin caer en discursos grandilocuentes ni en verdades de Perogrullo. Claro, todo esto funciona porque la película es decididamente divertida, con personajes de reparto increíbles como el Mitch Bizone de Gary Valentine, o situaciones memorables como la serenata que los pibes le van a cantar a una chica y termina un poco escandalosamente. La puesta en escena, los tiempos de la escena, el uso de la música, todo es perfecto allí; y es una muestra de que aquí hay gente que piensa el género como algo más complejo de lo que se imagina.


Si disfrutás los contenidos de Funcinema, nos gustaría tu colaboración con un Cafecito para sostener este espacio de periodismo independiente:
Invitame un café en cafecito.app

Comentarios

comentarios

Comments are closed.