Funcinema

Está disponible online el ciclo Tres clásicos del cine coreano

«La bala perdida», una de las películas que se ven en el ciclo.

El Ministerio de Cultura, a través del Complejo Teatral de Buenos Aires y la Fundación Cinemateca Argentina, con el auspicio y la colaboración del Centro Cultural Coreano y el Korean Film Archive, presentan el ciclo Tres clásicos del cine coreano, que comenzó ayer y se extenderá hasta el próximo 26 de mayo de modo online en la página Vivamos Cultura (link acá).

Las películas se estrenarán cada jueves y permanecerán de forma gratuita durante una semana, siempre a las 19:00. El programa está integrado por tres largometrajes que demuestran la enorme vitalidad y diversidad de la producción cinematográfica de la República de Corea en las décadas previas al reciente “boom” del cine surcoreano.

Se exhibirán, en copias restauradas por el Korean Film Archive, el policial social y político El último testigo de Lee Doo-yong, La madre alquilada del prolífico Im Kwon-taek y La bala perdida de Hyun-mok.

Programación:

Del jueves 6 al miércoles 12
La bala perdida (Obaltan / República de Corea / 1961 / 110 minutos) de Yu Hyun-mok, con Choi Mu-ryong, Kim Jin Kyu, Moon Jeong-suk.
-Describe la dura vida de posguerra en la capital coreana centrándose en la existencia cotidiana de un hombre y la compleja relación con su esposa, su hermano y su madre.

Del jueves 13 al miércoles 19
El último testigo (Choihui jeungin / República de Corea / 1980 / 158 minutos) de Lee Doo-yong, con Ha Myeong-jung, Jeong Yun-hie, Choi Bool-am.
-El detective Oh sale en la búsqueda del responsable de la muerte de Yang, asesinado a golpes en una tranquila ribera sin motivo aparente ni testigos del hecho. Mientras deambula por el paisaje invernal de la provincia de Jeolla y Seúl se ve atrapado en una historia de traiciones y crímenes.

Del jueves 20 al miércoles 26
La madre alquilada (Sibaji / República de Corea / 1987 / 100 minutos) de Im Kwon-taek, con Kang Soo-yeon, Lee Gu-sun, Yun Yang-ha.
-Durante la dinastía Yi, hacia finales del siglo XIX, un noble llamado Shin descubre que su esposa Yun no puede tener hijos. Preocupados por no tener heredero, la familia les presenta a Ok-nyeo, una joven campesina, para que haga las veces de madre sustituta. Pero desde el inicio el noble y Ok-nyeo se sienten atraídos mutuamente, despertando los celos de Yun.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.