Funcinema

Murió Rutger Hauer, actor de Blade runner

Rutger Hauer, versátil actor holandés conocido principalmente por su rol en Blade runner, murió hoy en su hogar luego de una corta enfermedad. Tenía 75 años.

Su performance más recordada fue, paradójicamente, en un film que en el momento de su estreno, en 1982, fue un fracaso. Sin embargo, el papel de Hauer como Roy Batty, antagonista de Harrison Ford en el film de Ridley Scott, terminó siendo el más emblemático que tuvo el actor.

Hauer saltó a la consideración como estrella de la serie televisiva de Paul Verhoeven Floris y se consolidó como estrella gracias al éxito del explosivo drama sexual Pasión obsesiva, donde compartió cartel con Monique van de Ven, nuevamente bajo la dirección de Verhoeven, que fue nominado al Oscar como mejor película extranjera.

Luego de otras tres películas holandesas, Hauer saltó a Hollywood y en 1981 estelarizó en el thriller Halcones de la noche. Después participó en films como Ladyhawke – El hechizo de Aquila (1985), Carne y hueso (1985); interpretó a un psicótico asesino en El pasajero de la muerte (1986); y tomó el rol antes encarnado por Steve McQueen en la remake de Buscado vivo o muerto (1986).

Su mayor triunfo artístico posiblemente haya sido La leyenda del santo bebedor (1988), de Ermanno Olmi, película que se llevó el León de Oro en el Festival de Venecia.

Desde los noventa, Hauer alternó entre papeles en Hollywood y distintas coproducciones internacionales, como Buffy, la cazavampiros (1992), Nostradamus (1994), Confesiones de una mente peligrosa (2002), La ciudad del pecado (2005), Batman inicia (2005), Gol 2 (2007), El molino y la cruz (2011), El rito (2011), Drácula (2012, dirigida por Darío Argento) y 24 horas para vivir (2017), entre muchas otras.

A Hauer le sobreviven su esposa de cincuenta años, Ineke ten Cate, y una hija, la actriz, Aysha Hauer, de su matrimonio con Heidi Merz.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.