Funcinema

Enrique IV


Buena


UN HOMBRE ATRAPADO EN SU PROPIA FICCIÓN 

Por Melina Martire

(@funcinemamdq)

Enrique IV, con dirección de Sergio Grimblat, está basada en la obra homónima de Luigi Pirandello. En la tragicomedia en tres actos escrita en 1921, el autor italiano narra la vida de un hombre que, mientras representaba al monarca alemán en una cabalgata de carnaval, tiene un accidente, queda fijado en el papel que representa y el resto de los personajes le sigue la corriente. Lo recluyen en una mansión ambientada al estilo medieval, alejado de las novedades del exterior, luego de doce años recupera la cordura pero finge seguir igual. Finalmente, en medio de la locura reinante en su entorno, el protagonista se muestra más sensato que el resto. Surge entonces la incógnita: ¿está loco o de manera consciente ha ocupado el papel de un emperador para dar la espalda a la realidad que le rodea?

Pirandello incluye esta obra dentro de su procedimiento habitual de teatro dentro del teatro, que también podemos observar en su ya célebre Seis personajes en busca de un autor. Se trata de una representación dramática en la cual se inserta otra representación dramática, de tal manera que parte de los actores se convierten en el público de una segunda representación. Al mismo tiempo, los espectadores pasan a desempeñar el mismo papel de los actores que hacen de público en el escenario. El resto de los personajes asisten conscientemente a la representación que hace el protagonista de Enrique IV, pero éste no logra decodificar esa distancia entre ficción y realidad.

Sus parientes y amigos en aquella cabalgata trágica, luego de veinte años deciden ir a visitarlo con un plan para intentar alejarlo de la locura. Su sobrino, junto con Matilde, la mujer de la que él estaba enamorado y Belcredi, el actual amante de ella, asisten a la mansión acompañados por un psiquiatra. Tres asistentes que siguen a sol y sombra a Enrique los reciben y coordinan el plan, incluso dándoles vestuarios acorde a la época en que se encuentra la mente del protagonista. Pero mientras ellos discuten, se acusan mutuamente y muestran los rencores y traiciones guardados desde hace años, la estrategia psicologista no llega a buen puerto y finalmente Enrique devela a sus ayudantes la verdad: hace ya mucho tiempo que recobró la memoria, y sin embargo le sigue la corriente a quienes lo visitan haciéndose pasar por loco.

La obra resulta absolutamente vigente porque toca temas universales y atemporales: “confiar en alguien, eso sí es realmente cosa de locos” dice el protagonista, aludiendo a la traición, la mentira y la amargura por los años perdidos. Cabe destacar que fue escrita años después de finalizada la Primera Guerra Mundial, conflicto bélico que implicó un golpe de realidad sobre la sociedad de la época, que cambió su espíritu de optimismo y su confianza en la racionalidad moderna, por la desesperanza y la pérdida de la creencia en los grandes postulados religiosos, políticos, económicos y filosóficos. Por lo tanto, la obra aborda también la ingenuidad y el resguardo en una ficción de otro tiempo, para desconocer la realidad agresiva que los rodea.

La puesta en escena aprovecha al máximo el espacio a través de la escenografía diseñada por Magalí Acha, muy bien lograda para representar los cambios entre actos, cada uno tiene su distribución particular de los personajes y elementos. Colabora en ello el preciso y delicado vestuario diseñado por Valentina Remenik, que acompaña sin sobresaltos estéticos la caracterización de cada personaje.

No es casual que el inicio de la trama se establezca en un festejo de carnaval, cuando los participantes se disfrazan y se ocultan mediante máscaras. Un instante en que jugamos a ser otros, simulamos, aunque ese momento puede terminar durando toda la vida.


Autoría: Luigi Pirandello Elenco: Juan Pablo Sierra, Bárbara Irisarri, Rubén Dellarossa, Eduardo Véliz, Juan Pablo Cappellotti, Federico Grinbank, Federico Lombardía, Constanza Cardillo, Lautaro Álvarez, Jorge Landaco Diseño de Vestuario: Valentina Remenik Diseño de Escenografía: Magali Acha Diseño de Iluminaciónn: Julio A. López Caracterización: Romina Ponce Diseño Gráfico: Jorge López Producción Ejecutiva: Pato Rébora Prensa: TEHAGOLAPRENSA Asistencia de Dirección: Julieta Cantero Dirección: Sergio Grimblat Sala: Teatro Hasta Trilce (Maza 177, CABA) – Viernes a las 20:30. Hasta el 28 de abril.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.