Funcinema

#Exorcismo

exeter1Título original: Exeter
Origen: EE.UU.
Dirección: Marcus Nispel
Guión: Kirsten Elms, sobre una historia de Marcus Nispel
Intérpretes: Stephen Lang, Kevin Chapman, Gage Golightly, Kelly Blatz, Brett Dier, Brittany Curran, Meredith Prunty, Nick Nicotera, Keith Arem
Fotografía: Eric Treml
Montaje: Blake Maniquis
Música: Eric Allaman
Duración: 91 minutos
Año: 2015


4 puntos


Otra película canchera y fallida

Por Matías Gelpi

(@matiasjgelpi)

exeter2Marcus Nispel, el director de #Exorcismo, alguna vez fue un nombre más o menos relevante dentro del mundillo del cine de terror de la década anterior. Siendo un desconocido con un amplio trabajo en la dirección de videoclips, se despachó con una versión interesante de La masacre de Texas (2003), que actualizaba y potenciaba, de acuerdo a aquel presente, la gran película de 1974 dirigida por Tobe Hooper. Además, fue la primera película de la productora Platinum Dunes del siempre nocivo Michael Bay que, por supuesto, dado el éxito de la película de Nispel, inició la producción de unas cuantas remakes de clásicos del cine de terror norteamericano de los setentas y ochentas. Nispel mismo haría Viernes 13 (2009), donde volvía a aparecer Jason Voorhees en una aburridísima matanza de los adolescentes de turno.

Dicho esto, y sin que nadie lo reclamara, Nispel vuelve al cine de terror para hacer la canchereada que, desde Scream, todos queremos hacer: una película de terror donde los protagonistas sean aficionados al cine de terror. A pesar  de que en el resultado final de #Exorcismo su intención no queda del todo clara, es justo decir que estamos ante una película ampliamente autoconsciente que además es una comedia (de a ratos).

#Exorcismo arranca gritando a los cuatro vientos que se trata de un disparate, acumula -escena tras escena- clichés pero con gracia, ritmo y buenas dosis de humor negro. No vamos a mencionar el incipiente machismo de la película, porque estamos hablando de la obra de un director cercano a Michael Bay, es más fuerte que ellos, no lo pueden evitar. Está claro, esta historia contiene todo lo que hace a una película de terror estándar de estos tiempos: un relato fragmentado (un pésimo guión); adolescentes cínicos que no puede parar de googlear absolutamente todo lo que sucede a su alrededor, y que son incapaces de cuestionar nada de la información que les llega de internet; homenajes y referencias constantes a toda velocidad.

Todo este material exagerado lleno de ruido y movimiento que es #Exorcismo comete el mayor de los pecados que puede cometer una propuesta así: aburre. Y esto es porque Nispel no sabe qué contar en el medio de la película, no hay nada a lo que verdaderamente aferrarse en su etéreo y desconcertante guión. Desde el comienzo parece que cualquier cosa puede pasar en #Exorcismo, aunque luego nos damos cuenta que sucede más bien poco. También le termina jugando en contra su ajustado presupuesto y su factura televisiva: la película parece estar filmada en bloques, por lo que hay escenas con conclusiones abruptas y comienzos que extrañamente establecen repetidamente los hechos fundamentales de la historia. Este mecanismo está entre lo molesto e insoportable, dependiendo de los niveles de ansiedad que estemos manejando.

Hacia el final, #Exorcismo parece encontrar algo de los expuesto en su introducción. Sin embargo, a esa altura ya ha perdido el sentido del humor y nuestro interés. Marcus Nispel se queda en el intento de hacer su versión de Scream mezclada con Evil dead. Esperemos que vuelva al lucrativo mundo del videoclip y que allí se quede.

Comentarios

comentarios

2 comments for “#Exorcismo