No estás en la home
Funcinema

Anconetani

Anconetani 1Título original: Idem
Origen: Argentina
Dirección: Silvia Di Florio, Gustavo Cataldi
Guión: Gustavo Alonso
Aparecen: Nazareno Anconetani, Chango Spasiuk, Raúl Barboza
Fotografía: Gustavo Cataldi
Montaje: Gustavo Cataldi, Silvia Di Florio
Música: Mintcho Garramone
Duración: 76 minutos
Año: 2014


7 puntos


Un acordeón, una casa, un hombre

Por Melody San Luis

(@SanLuisMelisa)

Anconetani 2Esa casa con tantos recovecos, alegría y misterios muestra de forma visual lo que se ve de aquel fabricante de acordeones, Nazareno. “Yo nací entre esto”, decía este hombre. Y así uno no puede saber si él realmente dio forma a esa casa o la casa, ese enorme taller de acordeones, le dio forma a él. Lo cierto es que conociendo ese ambiente da la sensación que Nazareno habla, que su pasado y su presente aparecen con las imágenes y disposición de las cosas.

Anconetani es un documental corto pero hecho con gran cuidado y delicadeza. Aunque habla de la historia de esta familia de constructores de acordeones, la nostalgia nunca es mostrada como tristeza sino como viva realidad, como si todos los que formaron parte y ahora no están siguieran allí, como si no se hubieran ido. Está todo y están todos los que hicieron posible ese lugar. La casa, la familia, es una gran acumulación de cosas, así como el acordeón, lleno de piezas y secretos. Es como si al final del documental no pudiéramos distinguir entre el hombre, la casa y el acordeón: son uno, y a la vez tres que se modifican constantemente.

Nazareno, a su vez, sorprende mostrándonos, no sólo los aprendizajes de la construcción, sino la sabiduría que le ha dado el trabajo. Las reflexiones de este hombre responden a un filósofo que ha aprendido a encontrar preguntas constantes en ese taller y cuenta de su primer maestro, su padre. Así, el trabajo no representa una mera entrada de dinero, sino un estilo de vida y un cimiento de valores para el resto de su vida.

La casa también muestra la alegría, que al estilo de familia italiana está marcada por la unión y los cánticos. Nazareno deja ver que la música llena esos huecos que siempre existen y hace más felices los momentos de la vida.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.