No estás en la home
Funcinema

Gala de Ballet & Tango – Juan Pablo Ledo


Muy buena


Equipo e individuo

Por Rodrigo Seijas

(@fancinemamdq)

gala_ballet_tangoSi uno se guiaba por indicios previos, como el video -un tanto innecesario, hay que decirlo- que proyectaban antes de que comenzara la función para conmemorar sus quince años de trayectoria, se podía pensar que Gala de Ballet & Tango iba a ser un espectáculo centrado exclusivamente en la figura de Juan Pablo Ledo. Ojo, motivos le sobraban a Ledo para hacerlo, teniendo en cuenta que es el Primer Bailarín del Colón y que el año pasado se convirtió en miembro del International Dance Council, además de ser nominado al Premio Benois de La Danse. Pero las apariencias engañan.

Es que Gala de Ballet & Tango se va consolidando a lo largo de su desarrollo donde lo que prevalece no es la figura individual de Ledo, sino la de ese equipo que conforma su compañía, Taco, Punta y…Traspié Company. Todo arranca con el número de Espartaco-Adagio (el único correspondiente a la danza clásica), interpretado por Ledo y Carla Vincelli, que -como el resto del programa- se cimenta en una escenografía casi totalmente despojada, haciendo foco en la capacidad expresiva de los cuerpos de los dos bailarines, aunque se podría haber pedido una mayor creatividad en la coreografía. Pero ya es ahí que se puede ir presenciando no sólo la flexibilidad y expresividad corporal de Vincelli, una gran bailarina, sino principalmente la enorme jerarquía de Ledo, quien cuenta con un físico privilegiado, casi perfecto, al que le saca enorme provecho incluso desde el diseño de su vestuario.

Es a partir del comienzo de la etapa correspondiente al tango, con Loca milonga, que el concepto de “equipo” empieza a tener cada vez más peso, con todos los miembros de la compañía exhibiendo sus capacidades y el soporte que implica la potente voz de Gabriel Domínguez Maggio. En números como Boedo, Negracha, La luciérnaga, La payanca, A Evaristo Carriego, Quejas de bandoneón y Tanguera, Silvana Nuñez, Iván Romero, Natalia Tonelli, Agustina Gómez, Agustín Agnez, Ligeia Moya, Belén Roces, Mariela Roces, Gastón Robles, César Peral y Francisco de Freitas demuestran ser bailarines de primer nivel mundial, con un dominio de sus capacidades corporales que les permite imprimir una velocidad asombrosa a sus movimientos -las piernas parecen por momentos moverse a la velocidad de la luz, sin errores visibles-. Pero no sólo eso: en el número Cité tango. Simuladores incorporan el plus de la comedia a través del baile y la asimilación de estereotipos parodiados y deformes en una sólida ejecución. No deja de ser llamativa la diferenciación que establece sutilmente Ledo en sus performances -en especial en la única solitaria, Invierno porteño– que pasa esencialmente por la velocidad: todo va a un ritmo mucho más pausado en sus acciones, centrando la mayor potencia formal -y por ende la atención del espectador- en sus extremidades superiores y su torso casi granítico, aunque no deja pasar la oportunidad para mostrar la plasticidad de sus piernas en magníficos saltos o estiramientos y la interacción con objetos.

El número final, Libertango, es sencillamente estupendo y confirma a Juan Pablo Ledo como una gran figura dentro de su campo artístico y a la vez como un líder de grupo capaz de darle a cada uno de los demás integrantes su instancia de lucimiento propia, que es aprovechada por cada uno al ciento por ciento.


Dirección: Juan Pablo Ledo. Asistencia general: Mariela Mazza, Yinyer Oswald Asistencia de dirección: Cristian García Dirección coreográfica: Juan Pablo Ledo Intérpretes: Juan Pablo Ledo, Agustín Agnes, Marcela Conti, Francisco De Freitas, Sebastián Fernández, Ligeia Moya, Silvana Núñez, Cesar Peral, Belén Roces, Mariela Roces, Iván Romero, Natalia Tonelli. Iluminación: Hernán Matalia. Maquillaje: Laura Francés Sala: Teatro Metropolitan City (Avenida Corrientes 1343; CABA), todos los martes a las 20:00, hasta el 31 de marzo.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.