Funcinema

“Lo femenino es muy atractivo en escena, y lo explotamos desde el punto de vista estético”

Por Gabriel Piquet

Varias líneas atraviesan el fenómeno de Las Nanas, un quinteto femenino que desde la provincia de Córdoba le da nuevos aires a la música nacional: por un lado, eso que nos habla de cierta revolución artística en la provincia mediterránea; por otra parte, cierta tendencia de la música actual en irse hacia lo vintage: así aparecen reminiscencias en el sonido de la década de 1980, pero también a movidas musicales anteriores; y fundamentalmente, la línea más atractiva, la que evidencia un progresivo avance de las mujeres en la escena musical local. Todo esto confluye en un grupo sumamente original, que tiene un trabajo en el sonido y en las voces que recuerda a los grupos de chicas de los 60’s y también a cierto folklore latinoamericano.

Las Nanas son Jazmín Paz como voz principal, Lala Disandro en guitarra y flauta, Clarita Martínez en piano, Luci Rivarola en bajo, y Celeste Marcón en percusión. Como detalle, todas hacen voces y colaboran en los coros, dándole una forma más llamativa a las canciones de este quinteto. El grupo se formó en 2006, aunque recién la formación actual comenzó a girar en 2010: se conocían de la facultad y en un principio había cierta relación en el gusto por la música popular brasileña y portuguesa. Con el tiempo, y los cambios de integrantes, fueron incorporando nuevas influencias, y redondearon otros géneros como el pop, el jazz, aunque las definen las mezclas de ritmos y estilos. En un comienzo se llamaron La Cuadrada, pero luego se reunieron para poner una nueva denominación. Así quedó Las Nanas: “el nombre, además, representa muchas cosas para nosotras como juego, un estereotipo de mujer, canciones…”, cuenta Jazmín.

Cuando hablan de los comienzos, aseguran que no queda casi un lugar en Córdoba donde no se hayan presentado. Nombran Lo de González, Duendies, Vinicius, Mandarina, Casa tomada, entre otros reductos que seguro manifiesta un sentido para quien conoce el paño. Peñas, eventos culturales, bares diminutos, lugares súper conocidos, otros escondidos, galpones fueron danto marco al camino que transitaron Las Nanas desde el inicio y hasta el presente. Reunidas por FANCINEMA, las integrantes de este grupo se animan al Cinéfilo/musical con la seguridad que brinda el hecho de tener una formación académica en artes y de apreciar y practicar otras actividades: trabajan con artistas visuales y con grupos de teatro, y de hecho están perfeccionándose en este sentido porque como cuenta Celeste “el hecho de subirte al escenario implica mucho más que la música: hay que trabajar una actitud, pintarnos y pensar en ropa como vestuario por ejemplo”.

-¿Cómo recuerdan aquellas primeras presentaciones?
Jazmín Paz- Teníamos muchos nervios y casi que no hablábamos con el público. Creo que la primera presentación fue en Vinicius, un pub en Arguello, Córdoba. Tocábamos música brasilera y era el Día del Amigo. Cuando hacíamos repertorio de Brasil por lo general tocábamos en pubs, bares o teatros. Las Nanas, creo, han pasados por todos los escenarios posibles de Córdoba.

-El rock argentino tiene una tendencia bastante machista. ¿Cómo es el trato del público en aquellos shows donde comparten escenario con otras bandas?
Lala Disandro- Nunca hemos tenido problemas, por lo general a la gente que escucha por primera vez a Las Nanas le sorprende el grupo, le llama la atención por las voces, la ropa y la onda de los temas. Tienden a quedarse paralizados, inclusive se incomodan. No sé si les gusta el grupo, pero les llama la atención.

Cele Marcón- Creo que el impacto y sorpresa aparece casi siempre. Fuera de la música, cada vez más, la estética que ofrecemos sobre el escenario no pasa desapercibida. Entonces, más allá del gusto musical, en algún aspecto también quedamos fotografiadas en la imagen del público. Y el decir que somos cinco mujeres, sigue siendo un tinte que aporta a eso, no sólo por ser cinco mujeres, sino porque es una estética de cinco mujeres pop; cinco ladies nanas al borde de un ataque de nervios. Así nos veo, una conjunción entre el pop inglés y europeo donde cada una tiene una personalidad muy marcada y diferente, mostrando cinco estereotipos de mujer en una.

Clarita Martínez- No siento que haya habido una reacción “machista” por parte del público. Sí a veces se dificulta un poco el trato con los dueños de bares. Pero la verdad es que no lo consideramos para nada un obstáculo. Lo femenino es muy atractivo en la escena y nosotras tratamos de explotar eso desde el punto de vista estético. Con el público “accidental” (es decir que no nos va a ver a nosotras en especial), en general tenemos muy buena respuesta. A la gente le gusta encontrar cosas nuevas.

-Hay influencias muy variadas y muy marcadas en la banda. ¿Cómo deciden hacia dónde van a ir con un tema? ¿Es una zapada que va tomando forma y después cada una le aporta algo o viene ya preparado en forma particular y después en conjunto lo pulen?
LD- Viene preparado en forma particular, y luego en conjunto se pule. Siempre tratamos de que la idea que trae cada una sea lo más concreta posible, para que después en la etapa del armado del tema o arreglo, no se desvirtúe o cambie, para no cambiarle la esencia. De todas maneras siempre es una media entre lo que aportamos todas, ya que somos un grupo, pero igual tratamos de respetar mucho las ideas de cada una de las integrantes. Hasta que no nos sentimos conformes en cómo está un tema, no lo tocamos en vivo, o no dejamos de ponerle pilas para que salga bien.

CMarcón- En un comienzo era mucho más pensado todo eso, según lo que decía la letra o cosas así. Ahora nos guiamos por lo que nos pide la música y su intención. O más aún, lo que nos genera. Sale eso, propuestas indecentes e inconscientes las cuales se van puliendo y va entrando en acción la cabeza. Ya nos conocemos bastante y eso se refleja en nuestro trabajo musical cotidiano, a eso sumale la cantidad de música que tenemos adentro nuestro que hay que dejarla salir. No necesariamente conocemos al pie de la letra cada género que interpretamos, y por eso todo suena a “un aire a…” o “un aire de…”, pero no llega a ser, sale intuitivamente de lo que cotidianamente absorbemos.

JP- Un principio fundamental en Las Nanas es que cada una componga el estilo que quiera, lo que salga y lo que se sienta cómoda de hacer, no privar nada y ser libre. Los temas pueden ir para cualquier lado y eso es lo bueno, lo nuevo. Una trae un tema ya armado y entre todas lo arreglamos y le ponemos así el toque especial de la banda.

-Otra de las características son los muy buenos arreglos vocales. ¿Podrían contar un poco cómo es el proceso?
LD- Los arreglos vocales se dan en el ensayo y se arman en el momento. Cada una sabe cuál es su rol como coro, si hace voces por debajo, o por arriba de la voz principal, si la duplica, quién hace las disonancias, quiénes se empastan más tímbricamente con quién. El armado de tantas secciones de voces nos dio la experiencia para hacerlo cada vez más rápido y de una manera en que las voces siempre funcionen en vivo, para que no se escuchen desafinaciones y suenen siempre bien armadas.

JP- Los arreglos vocales dan un toque estético muy importante en Las Nanas, nos identifican, por ello nos tomamos tiempo en armarlos lo mejor que se pueda, aunque salen bastante rápidos. Cele, Luchi y yo cantamos más agudo, mientras que Lala y Clari se encargan de las voces más graves. Para ver si los coros funcionan, primero bajamos el tempo y cada una de las chicas prueba por separado conmigo, luego le vamos agregando las otras voces y la que choca armónicamente con la voz de otra, la cambia. Después probamos todas juntas porque por ahí están bien hechas las voces pero no nos sirve la sonoridad.

-El tema Tonight, aparte de ser un hit instantáneo remite enseguida a las Viudas e hijas de Roque Enroll quienes en muchos temas tomaban elementos de los grupos de chicas de los 60. ¿Tienen influencias de grupos vocales de esa época?
CMartínez- Honestamente nunca las escuché. Ocurre que depende qué canción escuchen, nos hablan de diferentes influencias, y realmente tenemos muchas influencias porque todas venimos de tocar y escuchar muchas cosas y muy diversas. Así se va configurando un estilo ecléctico, variado, rico y muy poco fiel a sus influencias en el sentido de que verdaderamente no queremos tocar twist, ni rock, ni jazz, ni country, ni flamenco de una manera ajustada al estilo, sino rodearlos tomando de cada uno lo que más nos sirve expresivamente.

CMarcón- Realmente nos han dicho que tenemos influencia de varios grupo que te diré que los hemos escuchado después de que nos compararon. Te digo la verdad, musicalmente no encuentro mucha relación con ellas, salvo en la temática de las letras y en el modo de uso y recurso de las voces. Su búsqueda estética de aquel momento también puede relacionarse con la búsqueda de la nuestra de hoy, pero su música es puro twist, y nosotras sólo lo hacemos en un poco en dos temas, como en dos temas hacemos bases flamencas y eso nos hace parecer a Bebe, y en dos latinas a Los Cocineros, y así seguimos hasta no parar de los parecidos que tenemos y a su vez eso nos hace un poco diferentes. Me parece que va por el lado de lo que decía antes, suena a esto pero no llega a ser. A mí me pasa eso con todos los grupos y solistas que escucho, y es inevitable y eso está buenísimo porque significa que la gente si nos compara es porque escucha mucha música y le queda en su cuerpo.

LD- Particularmente no conozco muchos grupos de esa época. Mis mayores influencias vienen de música anterior, particularmente de los Beatles, musicalmente hablando. Lo que sí tomamos mucho de los 80’s es la estética en lo que respecta a lo visual, porque en estos momentos está muy de moda lo que serían las tachas, los peinados mas savage, las uñas rojas, las calzas, lo cual se relaciona mucho con el pop y rock de los 80’s. En general, en toda la sociedad hay como una vuelta a la moda de los 80’s, pero no me parece que se dé particularmente en Las Nanas. Inclusive en lo que es la música pop en general, hay una vuelta a la sonoridad de aquellos años. Mucha gente nos dice que les hacemos acordar a Viudas e hijas de Roque Enroll, yo creo que es más que nada por las letras de las canciones y el uso de las voces, además de ser una banda de chicas obviamente. De adolescente era fanática de María Gabriela Epumer, de cuando tocaba con Charly principalmente, y tenía bandas en donde tocaba temas de Charly, y me cortaba el flequillo igual y guardaba diarios con notas a ella. Probablemente tenga muchas influencias de ella.

-Están grabando un disco: ¿van a estar todos los temas que ya tenían en su Myspace o van hacer todos nuevos?
LD- En el disco van los temas que venimos trabajando en todo este tiempo. En total son 13 temas, algunos están en el Space y otros no. Por lo general son casi todos los temas que tocamos en vivo. Hay algunos viejos que no van, y otros más nuevos que sí.

JP- Este primer disco contiene temas viejos que han sido grabados con nuevos arreglos y bases, así como también temas nuevos producidos desde el estudio. Además contiene invitados como un rapero de la banda Locotes, una integrante de Las Rositas, Titi Rivarola, en percusión esteban Giordano de La pata de la tuerta y Esteban Gutiérrez.

-¿Pudieron salir del circuito de Córdoba? ¿Cuales son algunas de sus metas en lo musical a corto plazo?
CMarcón- Por el momento hemos salido poquito de aquí y ha sido una experiencia muy linda. La verdad no sé si tenemos metas definidas, queremos y creemos que el disco sea una puerta de entrada a donde sea. Hay un poco de incertidumbre, pero estamos dispuestas a todo esfuerzo que traiga algún tipo de recompensa. La verdad, creo que nos viene bien casi lo que sea y eso está bueno. Eso sí, como decían los sabios bacilos: “yo sólo quiero pegar en la radio, para ganar mi primer millón”, haciendo lo que me gusta y que sale del corazón, para que suene menos frío y con amor.

-Se nota que tienen formación académica en lo musical. ¿Qué es lo que más les molesta de esa formación? ¿Qué es lo que más le sirvió?
CMarcón- A mí no me molesta nada. Estoy súper agradecida de poder tener esa educación gratis como el aire, como la otra formación musical popular y cotidiana. Todo lo que quedó adentro es por algo, sino lo descartamos. Así que si nos molesta, es porque no sabemos convivir con lo que nos movilizó en algún momento.

LD- En realidad nunca pienso si me sirvió o no. Todo lo que uno absorba como aprendizaje está bueno, y después si uno lo aplica o no, si lo usa o no, no tiene importancia, siempre aparece en algún momento o se manifiesta de maneras no tan evidentes, sin que uno se dé cuenta. Pero si tengo que decir qué es lo que más me molesta, es que todavía no puedo terminar la “facu”, y lo que más me sirve es que te enseñan a comprometerte con el arte.

JP- No me molesta la formación para nada, me sirvió mucho, me agilizó musicalmente y además me enseñó a trabajar y seguir siempre adelante en los proyectos, como cualquier persona con formación universitaria.

CMartínez- Creo que es más lo que nos sirvió que lo que nos molesta. Nos brinda por un lado un lenguaje común para manejarnos entre nosotras y una visión súper amplia del discurso musical. Yo personalmente agradezco la posibilidad de haberla tenido.

-En otro de sus temas, Me río de vos, dicen “el que ríe ultimo ríe mejor, mis canciones ya no se acuerdan de vos”. ¿Se ríen de muchos? ¿A cuántos dejaron llorando?
CMarcón- Esa canción precisamente siento que me la dedican a mí. Con eso respondo ¿no?

LD- Me río de muchos y dejé a muchos llorando, así como muchos se ríen de mí y me hacen llorar también.

JP- En realidad es una canción de una resentida de amor en la que se contradice ya que dice: “el que ríe último ríe mejor, mis canciones ya no se acuerdan…” pero se está acordando en esta canción. A muchos dejé llorando, sobre todo a mis ex (risas). Dejar llorando y llorar creo que es común en todas las personas igual.

CMartínez- Pfff, no la verdad creo que no. Puede que lloren una o dos horas, ¡después agradecen!

-En Amor sincero, un fragmento dice “cuidado con lo que pides, que pediré yo también”. Jugando con la posibilidad de “pedir”, ¿qué le pedirían ustedes también algunos a, por ejemplo, Caetano Veloso?
CMarcón- un tango ya hizo, un bolero también. No trabajó en una de David Lynch, pero sí en una de Almodóvar. Así que le pediría que me cante al oído Cucurrucucú paloma.

LD- Que cante Cucurrucucú paloma.

JP- Que cante un tema conmigo.

CMartínez- Que nunca nunca deje de cantar.

-¿A Prince?
CMarcón- Que me regale un poco de su actitud escénica.

LD- Una guitarra.

JP- Que me regale una entrada para su show.

CMartínez- Que nos lleve de teloneras.

-¿Y a Leo García?
CMarcón– No sé, sus contactos de Facebook.

LD- Que se deje crecer la otra ceja.

JP- Que sea mi amigo nomás.

CMartínez- Que me presente a su publicista.

Recientemente se estrenaron en los cines del país las películas De caravana y El invierno de los raros, ambas provenientes de la provincia de Córdoba. Obviamente siendo cordobesas y artistas, era una pregunta obligada para Las Nanas. Clarita Martínez vio De caravana, le pareció “excelente” y reconoce que “me gustó mucho, en especial los personajes de Penélope y Adrián. Hay escenas muy genialmente logradas, como la del taxi o la de la madre del Laucha mirando tele. Y bueno, es lindo escuchar en el cine ‘¡eh! ¡esa es mi calle!’ o ‘mirá, ¡el puesto de chori del parque!’. Me sentí muy orgullosa de que sea cordobesa”.

-¿Qué película de cuando eran chicas les quedó en la memoria?
CMarcón- La historia sin fin, porque el dragón era igual a mi perro.

LD- El mundo está loco loco loco y Volver al futuro porque las teníamos grabadas en VHS y las veíamos todo el tiempo, hasta dos o tres veces por día.

PD- El joven manos de tijera porque me dio miedo y Bambi, me dio mucha pena, creo que esas me traumaron. En mi casa mi papá era fanático de Charles Chaplin y esas pelis me encantaban, además me las explicaban. Todas las películas de Disney en las que había una princesa que cantaba me encantaban, y les copiaba las voces y las canciones.

CMartínez- La sirenita, El jardín secreto y Mi primer beso. Creo que La sirenita porque me daba mucha pena el pescadito amarillo que se quedaba solo. Mi primer beso porque lloré desesperadamente. ¡Y la otra no se! Creo que porque la vi muchas veces…

-¿Qué género cinematográfico les gusta más? y ¿cuál no ven nunca?
CMarcón- Digamos que es como con la música, para cada estado o momento hay algo. Pero en líneas generales, surrealismo cómico como El milagro de P. Tinto, Almodóvar, la que venga; musicales como Moulin Rouge, que además tiene esa conjunción de drama y fantasía que me encanta a lo Buscando el país de Nunca Jamás o las de Tim Burton. ¡Es interminable! Tarantino… qué lindo que es el séptimo arte, y súper completo: sólo le falta el olfato.

LD- Me gustan los thriller o de acción con humor, como las de Guy Ritchie. Me gusta la velocidad que se maneja, la trama y el humor negro. Los sospechosos de siempre es una de las películas de este estilo que más me gustó. No me gustan las películas en donde sale el padre que ve al hijo ganar un partido de béisbol o la del nene que despide a su perro que es su amigo fiel.

JP- Me gustan las comedias dramáticas, con humor sarcástico. Almodóvar me encanta: Los abrazos rotos es genial. También me encantan Alex de la Iglesia, Tarantino, Campanella, los hermanos Coen, Woody Allen y Coppola. No me gustan las películas de guerra, ni acción, ni los dramas súper oscuros que te amargan toda la tarde y la noche. ¡Odio los dramas! Me gusta reír, las películas de intriga y las absurdas.

CMartínez- Me gustan las pelis dramáticas. También las de humor, pero no las comedias yanquis tontas. No me gustan las de terror, ni de guerra. Ah y sí me gustan las películas de época. Y la verdad, las pelis que más me gustan son las de dibujos animados. En especial para ver en el cine. No sé por qué pensando en pelis que me dieron mucha gracia me acordé de Muerte en un funeral. Ese tipo de humor negro es genial.

-Siempre se relaciona a los hombres con las películas de acción y a las mujeres con el drama o la comedia romántica. Invirtiendo esta supuesta premisa ¿qué película de acción les gusto mucho?
CMarcón- Los angeles de Charlie (risas).

LD- Los infiltrados y Kill Bill. No son películas netamente y sólo de acción, pero están más cerca de la acción que de la comedia romántica.

JP- Las películas de acción pueden ser de Tarantino como Kill Bill, Tiempos violentos, Bastardos sin gloria, Coppola con los padrinos y las de Hitchcock.

Cmartínez- Rápido y furioso, me encanta la velocidad.

-Si pudieran realizar una película ¿de qué se trataría y si prefieren que sea documental o ficción?
CMarcón- Ficción. Como dije antes, me gusta el surrealismo cómico, amar la trama más que el desenlace. Reírme del delirio ajeno es un flash, cómo uno puede identificarse tanto con algo súper personal. Supongo que hacer algo delirado que salga de mí causará eso en alguien, en algunos pocos, quizás en algunos muchos, como nuestra música.

LD- Ficción sin lugar a dudas. Alguna película graciosa y absurda, a lo Kusturica.

JP- Que sea de ficción que es más divertida que un documental.

CMartínez- ¡Ficción! Humor, ácido, absurdo. O una comedia romántica con un actor lindo.

-Siempre alguien les recomienda una película, de esas recomendaciones de los últimos tiempos ¿Qué película les habían inflado y después resultó ser un fiasco para ustedes?
CMarcón- No sé si la inflaron, pero El turista estuvo muy debajo de las expectativas personales. ¡Muy! No puedo creer que Johnny Deep haya actuado allí. ¡Por el amor!, la peor película en tiempos, es decir no vale la pena ni nombrarla. Los premios Oscar me inflaron El discurso del rey. Está buena, pero tampoco para taaanto. Ese actor no es una revelación.

LD- Alicia en el país de las maravillas. Tampoco es que fue un fiasco, pero esperaba otra cosa.

JP- Las películas yanquis espantosas como Avatar.

CMartínez- Creo que coincido con Lala: Alicia… no estuvo buena. Ah y El cisne negro. ¡Se habló tanto de esa peli! Y me gustó, pero no me pareció taaan excepcional.

-En las películas siempre hay un actor o actriz secundarios que les queda grabado. ¿Cuál les gusta mucho y qué películas vieron con ellos?
CMarcón- La película La cosa más dulce, con Christina Apleggate, la misma de Casados con hijos. No sé por qué se me vino ella a la memoria, pero me hizo reír mucho.

LD- Hablando de Alicia en el país de las maravillas, me acordé de Helena Bonham Carter en El club de la pelea. El personaje que hace es fabuloso. Creo que sólo vi esas dos películas con ella.

JP- Todos los actores y actrices secundarias de Almodóvar me gustan, por ejemplo la que hace de traductora en Los abrazos rotos; Carmen Maura, siendo de madre en Volver. En Vicky, Cristina, Barcelona, Penélope Cruz.

CMartínez- Mmm, ¿puedo decir Francella en El secreto de sus ojos?

-¿Cuál fue la última película asiática que vieron?
CMarcón- Mirá, última última no sé, no soy muy adepta al cine oriental. De hecho, para nada. Pero la que recuerdo ahora es Primavera, verano, otoño, invierno… y otra vez primavera. Lo que más me gustó es la fotografía y los tiempos cinematográficos que maneja.

LD- Las tortugas también vuelan, creo que fue la última que vi. La película es simplemente excelente y me llamó mucho la atención porque me sentí muy identificada físicamente con los asiáticos. Son muy parecidos a nosotros.

JP- Hierro 3. Me gustó mucho el argumento y el trabajo que tiene con la metafísica.

CMartínez- No sé la última, me acuerdo que me gustó mucho Rapsodia en agosto. Me encantó realmente, es una dulzura de película.

-¿Cuál fue la última película europea que vieron?
CMarcón- La otra vez vi de nuevo La flor de mi secreto de Almodóvar, ya te vas a dar cuenta en el disco.

LD- Mis tardes con Margueritte.

JP- Hable con ella.

CMartínez- Creo que Vicky, Cristina, Barcelona. No sé si es de producción europea…

-¿Cuál es la película de la que siempre se habla que no han visto y es una deuda pendiente?
CMarcón- Pufff, muchas pero sobre todo El padrino es una cuenta súper pendiente. La vi de re chica en Canal 8 y sólo me acuerdo de la cara del actor y de la música gracias a Tinelli.

LD- Metróplis.

JP- Candilejas de Charles Chaplin, Fanny y Alexander, La dolce vitta, 2001: odisea en el espacio.

CMartínez- Muchas. El resplandor creo. Ya me quedé afuera de varias conversaciones por eso. Y bueno El señor de los anillos, pero ni ganas me dan de verla.

-Invitan a salir a un chico al cine y quieren causar una buena impresión ¿qué elegirían para ver y por qué?
CMarcón- Primero me encantó el “invitan a salir a un chico”. Mirá, la verdad es como salir a ver un grupo, me viene bien casi cualquier bondi. Porque realmente lo mejor es saber que vas al cine, como cuando te vas de viaje y ya estás en el bus y eso es lo bueno, no importa a dónde ni cómo ni con quién (bueno, a veces…), lo importante es que te vas. Lo que sí sé, es que no me gusta la onda Wild West o acción a lo agente 007, mucho ruido y pocas nueces. A no ser que sea en dibujos animados o porque mi pretendiente es fanático, y bueno… hay que ver qué es lo que le gusta de eso. Una oportunidad.

LD- Ninguna, el cine es una situación incómoda para invitar a salir a un chico.

JP- Las películas que te dije que me gustaban, ese estilo. Porque me tiene que gustar a mí. Encima que lo invito viene con pretensiones.

CMartínez- Y… alguna peli no tan copada, cosa que me preste más atención a mí que a la peli. Una de esas pelis yanquis tontas para chapar.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.