Funcinema

Pantalla Pinamar 2011: “este año las salas quedan chicas”

Por Daniel Cholakian y Mex Faliero

Carlos Morelli es el responsable mayor de Pantalla Pinamar, el encuentro de cine nacional y europeo que viene, año tras año, aumentando su relevancia en el marco de la grilla de festivales que tiene el país. Y así lo demostró el propio Morelli, quien se expresó con gran optimismo en relación a esta séptima edición que comenzó el pasado sábado y se extenderá hasta el 13 de marzo. La retrospectiva de cine de la India y la posibilidad de ver cine argentino y europeo que no llega a la cartelera comercial, es lo principal que destacó el director de Pantalla Pinamar, además de remarcar que año tras año aumenta la cantidad de público y que, en esta ocasión, con los feriados por carnaval “las salas quedan chicas”.

-¿Cómo se llega a esta edición de Pantalla Pinamar?
Estamos llegando ya a la séptima edición de una idea que consistió sencillamente en hermanar al cine argentino y al cine europeo, es decir dos cines que necesitan mucho estar juntos, coproducir, compartir mercados, sortear los problemas físicos de exhibición creados por la presencia un poco prepotente de la industria norteamericana. Así que nos pareció que hermanarlos en episodios de promoción de sus figuras, de sus productores la posibilidad de coproducción y, además, que el público encuentre reunidos en un espacio reducido de tiempo lo mejor del cine argentino y además lo más interesante del reciente cine europeo en una fórmula no trillada, no experimentada y con bastante futuro.

-¿Qué es para usted lo más destacado de esta edición?
Nosotros tenemos el hábito de trabajar con invitados especiales que son siempre un grupo de países europeos y otros de segundas geografías. Y en este caso hemos recorrido a la India, con una selección de películas muy reveladoras, que van desde un clásico histórico como Aparajito, de Satyajit Ray, que ha sido el mayor creador de cine de la India, hasta la película Diarios de Mumbai que se lanzó el año pasado en Toronto y que se ha visto hace poco en Berlín, y que es el testimonio más actual, más lucido sobre lo que es la vida actual en una ciudad como Bombay.

-Lo interesante es la presencia firme del cine nacional.
En esta ocasión tenemos una sección dedicada al cine argentino que ha pasado triunfalmente por los festivales de cine más importantes durante el último año. Son en total trece películas que compiten entre sí por los premios Balance que votan el público y la crítica. Este año se agrega un premio de seis mil euros para la película que obtenga un puntaje mayor. Y sin olvidar las secciones de preestrenos. Junto al cine nacional, la oferta será buena general, con obras inéditas del cine europeo, películas que a pesar de tener buena recepción no tienen cabida en el mercado comercial y pasan por Pinamar para luego volver a su origen al día siguiente.

-¿Se va logrando un interés mayor en el público?
Aparte de la calidad, hemos logrado en esta propuesta dos estímulos complementarios para el público: un precio casi irrisorio de las entradas, porque valen cinco pesos, y además hemos habilitado paquetes de diez entradas a treinta pesos. Es decir, lo que uno deber dejar en manos del acomodador es lo que cuesta la entrada. Y además tenemos otra característica de lo que es la organización de Pantalla Pinamar, como es el sorteo de dos invitaciones para que el ganador y un acompañante vayan como invitado al Festival de Málaga, viviendo la intimidad de lo que es el principal festival de España dedicado al cine de su origen, la posibilidad de vivir un festival con los privilegios reservados para los profesionales del cine.

-¿Hay expectativas sobre mantener la cantidad de público?
Este año pasa que de los ocho días que dura el festival, cinco son feriados, porque se suma esto de los nuevos feriados por carnaval. Así que el público que de por sí ha sido grande y que ha ido creciendo en los últimos años, este año las salas queden chicas.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.