Funcinema

Toronto 2010: Danny Boyle y Clint Eastwood sorprenden nuevamente

Tanto Danny Boyle como Clint Eastwood volvieron a confirmar sus talentos en las presentaciones de sus más recientes filmes en el festival internacional de cine de Toronto.

La cinta de Danny Boyle 127 Hours, en la que James Franco encarna a un aventurero de la vida real atrapado por una roca caída, recibió una explosiva ovación el domingo por la noche en el Festival Internacional de Cine de Toronto.

El estreno marcó el regreso de Boyle al encuentro canadiense, donde Slumdog Millionaire ganó el premio del público hace dos años, en antesala a su éxito en la taquilla y su triunfo en la ceremonia de los premios Oscar.

Boyle le agradeció a los presentes por el impulso que el festival le dio a Slumdog Millionaire y afirmó que él y su equipo de producción hicieron malabares para poder traer a Toronto 127 Hours, que apenas terminó de rodar en mayo.

En 127 Hours, Franco hace el papel de Aron Ralston, un alpinista atrapado en un cañón en Utah cuando su brazo fue aplastado por una roca en el 2003. En el quinto día de su terrible experiencia, Ralston se amputó el brazo para liberarse.

Ralston asistió al estreno con su esposa y su hermana y acompañó a Boyle, Franco y las actrices Amber Tamblyn, Kate Mara y Clemence Poesy en una sesión de preguntas y respuestas una vez terminada la función. La película se basa en el exitoso libro de Ralston Between a Rock and a Hard Place.

Cuando el alpinista se reunió por primera vez con Boyle para hablar de una posible adaptación cinematográfica, Ralston dijo que prefería que la historia fuera narrada con un estilo documental, pero le agradeció a Boyle por convencerlo de que una adaptación dramática sería mejor para la historia. «Como documental, no hubiera sido tan poderoso como fue», dijo Ralston, quien contuvo las lágrimas luego de la exhibición.

Aunque la historia es fuerte y el público se retorció y jadeó mientras Franco recreaba la espantosa auto-amputación de Ralston, 127 Hours mantiene la tradicional mezcla de Boyle de lo gracioso con lo horrífico. El Ralston de Franco hace bromas incesantemente para mantener arriba los ánimos, y el filme ingeniosamente entreteje una descarga de flashbacks psicodélicos y alucinaciones mientras el protagonista lucha por sobrevivir.

«Queríamos desesperadamente que tuviera algo de Pineapple Express«, dijo Boyle en referencia a la comedia del 2008 en la que Franco hizo el papel de un vendedor de marihuana incontenible.

También Eastwood tuvo su momento de esplendor al presentar Hereafter, un drama sobrenatural que marca su segunda colaboración consecutiva con el actor Matt Damon. En el elenco también figuran Bryce Dallas Howard, Cécile de Frande y Jay Mohr.

El filme, escrito por Peter Morgan (La reina, Frost/Nixon) sorprendió a la crítica por su particular uso de los efectos especiales y la capacidad para sortear momentos que en cualquier otro filme bordearían el ridículo.

Eastwood aseveró que le atraen los temas referidos a la vida después de la muerte o las experiencias extremas, pero no dio razones específicas por las cuales haya abordado un relato con tres historias separadas que terminan por entrecruzarse. Simplemente dijo que se sintió atraído por lo que contaba el guión.

En otro orden, el festival fue inaugurado con la comedia deportiva Score: A hockey musical, mientras que se presentó Passion Play, protagonizada por Megan Fox y Mickey Rourke.

(Fuentes: Vancouver Sun, The Canadian Press, Terra)

Comentarios

comentarios

Comments are closed.